A Proposito del Nombre de este Blog

jueves, 1 de enero de 2009

Las 13 Virtudes de Benjamin Franklin

Siempre oi de ellas, pero hasta ahora me comprometi a buscarlas... encontre dos versiones en español de ellas, una de las que me gusto la encontre en el Blog de Luis Figueroa, llamado "Carpe Diem"; pero tambien encontre una presentacion de Power Point sobre la misma, que me gusto incluso para presentarla a mis subalternos en mi trabajo.

Dudo mucho que las mismas se puedan cumplir al 100% (especialmente la de castidad... jeje, no va conmigo) incluso hace mas de 200 años que fueron escritas... pero bueno; con que logremos cunplir con la mayoria, este seria un mundo mas feliz... juzguen si no:


Las 13 virtudes que el ser humano debe poseer y poner en practica, segun Benjamin Franklin, son:


Templanza: No comas hasta sentirte harto. No bebas hasta la ebriedad.


Silencio: No hables más que aquello que pudiera beneficiar a otros o a ti mismo. Evita las conversaciones triviales.


Orden: Ten un lugar para cada una de tus cosas. Ten un momento para cada parte de tu trabajo.


Resolución: Comprométete a llevar a cabo lo que debes hacer. Haz sin falta lo que te comprometes a llevar a cabo.


Frugalidad (Frugalidad es la adquisición de bienes y servicios de manera comedida y recursiva usando bienes y servicios propios para conseguir objetivos a largo plazo): No gastes más que en lo que pueda hacer el bien a otros o a ti mismo. No desperdicies nada.


Trabajo: No pierdas el tiempo. Ocúpate siempre en algo útil. Elimina todo acto innecesario.


Sinceridad: No lastimes a nadie con engaños. Piensa con inocencia y con justicia. Si hablas, hazlo de acuerdo con esto.


Justicia: No perjudiques a nadie, ni haciéndole daño ni omitiendo lo que es tu deber.


Moderación: Evita los extremos. No guardes resentimientos tanto tiempo como puedas creer que lo merecen.


Limpieza: No toleres la falta de limpieza, ni en el cuerpo ni en la ropa ni en la vivienda.


Serenidad: No te dejes alterar por nimiedades, ni por accidentes comunes o inevitables.


Castidad: Recurre al acto sexual rara vez, y esto por motivos de salud o descendencia, pero nunca hasta sentirte harto o débil, y sin que llegues a afectar tu propia paz o reputación o la de otra persona.


Humildad: Imita a Jesús y a Sócrates.

video